miércoles, 29 de marzo de 2017

Castrillón: los lefebvrianos no hicieron nunca ningún cisma completo



El cardenal Castrillón Hoyos ha declarado:
"Siempre estuvimos de acuerdo en una cosa: ellos nunca entraron en el camino de la herejía. Tuvieron momentos de distancia, pero ellos no hicieron nunca ningún cisma completo ni una herejía, en términos técnicos. Por ejemplo, no crearon una jurisdicción aparte, porque poner una jurisdicción fuera de la jurisdicción de la Iglesia, eso sí es separarse”.
Las demás declaraciones del cardenal no nos parecen acertadas, porque en nuestra modesta opinión, los problemas del post-concilio no se deben -ni única, ni principalmente- a malas interpretaciones, sino que son un fenómeno multicausal, que obedece en buena parte a los textos conciliares que, en sí mismos, tienen un “enorme potencial de conflicto” (Kasper dixit).
En fin, el resto del vídeo no está mal, sobre todo si se tiene en cuenta la línea editorial neoconservadora de Rome Reports. 

5 comentarios:

César Pozuelos dijo...

Rome Reports? Preparando la estampacion del sello pendiente, según Mons. Fellay? Cisma completo? Cisma parcial? Es posible cierto porcentaje de cisma? Cuándo el cisma parcial pasa a ser completo?

Jorge Rodriguez dijo...

Un cisma material pero no formal, hasta ahí me da la cocorota.

Martin Ellingham dijo...

Me parece que Castrillón está grande y ya y no se expresa con toda claridad. En sentido estricto, el cisma es formal, o no es cisma (en sentido propio) y eso parece querer decir el cardenal. Pero por otro lado, da la impresión,de que quiere “salvar” el documento de Juan Pablo II que habló de “acto cismático” con cita del canon correspondiente, y en este sentido vendría lo de “cisma incompleto”.
En mi opinión la conducta exterior fue sólo la consagración sin mandato, nada de cisma. Si esa conducta estuvo justificada por estado de necesidad objetivo o al menos excusada por un estado de necesidad subjetivo (fue la opinión del p. Murray) es un debate aparte para especialistas. Le escribí una vez a Murray pidiéndole copia de su trabajo pero no quiso que sea haga público su contenido completo.
Saludos.

Walter E. Kurtz dijo...

Alguna vez sostuve la tesis del "cisma material", pero como bien dice Martin, en sentido estricto o es formal o no es cisma; no se puede aquí aplicar la analogía.

Sin embargo, sí creo que se puede hablar de "acto cismático" por ser un acto típico tal tanto en el Derecho Canónico como en la Teología. Luego sí, al imponer la pena, debió haberse contemplado o --al menos-- discutido el estado de necesidad aducido por Mons. Lefebvre, especialmente cuando lo hecho por él estaba dentro del marco de las negociaciones del protocolo cerrado con el Card. Ratzinger y las diferencias con el mismo eran "de procedimiento" (un obispo versus tres, el grado de libertad de los sacerdotes de la FSSPX frente a los diocesanos, etc.) y no dogmáticas ni disciplinares (que podrían haber sido aducidas por la Santa Sede pero no lo fueron).

Hace un tiempo pude hojear el famoso libro de Anson, "Bishops at large", y algo que me llamó la atención es que en los dos últimos siglos la Iglesia no ha tenido con los sacerdotes, obispos y grupos cismáticos un trato consistente. Por lo que la reacción de Roma ante las consagraciones de Lefevre fue desmedida.



Anónimo dijo...


El problema es la obediencia , y creo que es el obstáculo a la firma del acuerdo .

El argumento de Mons. Fellay ( que era la posición de Mons. Lefebvre ) de que "Roma nos tiene que acceptar como somos " , hoy me parece imprudente .

La UNIDAD apura .


JPB